Robert Heinrich Hermann Koch nació el 11 de diciembre de 1843 en Clausthal, una ciudad minera de plata en el noroeste de Alemania. Era el hijo de Hermann Koch, ingeniero de minas, y Mathilde Julie Henriette, y el tercero de trece hermanos. Koch demostró una mente dotada a una edad temprana, según los informes, a la edad de 5 años se había enseñado a leer y escribir usando periódicos. Mostró dones notables en ciencias y matemáticas y se graduó de la escuela secundaria en 1862.

A los 19 años, Koch ingresó a la Universidad de Gotinga para estudiar ciencias naturales. Mientras era estudiante, ganó un premio de investigación por su estudio sobre la inervación neuronal del útero. Esto le permitió viajar a Hannover, donde se encontró con el médico más famoso de Alemania, Rudolf Virchow. Después de tres semestres, Koch decidió cambiar su área de estudio a medicina. Durante su quinto semestre, Jacob Henle, un anatomista que había publicado una teoría del contagio en 1840, le pidió que participara en un proyecto de investigación sobre la estructura del nervio uterino. En su sexto semestre, Koch comenzó a realizar investigaciones en el Instituto Fisiológico, donde estudió la secreción de ácido succínico, que es una molécula de señalización que también participa en el metabolismo de las mitocondrias. Esto eventualmente formaría la base de su disertación.

Robert Heinrich Hermann Koch was born Dec. 11, 1843 in Clausthal, a silver-mining town in northwest Germany.

Si mis esfuerzos han llevado a un mayor éxito de lo habitual, esto se debe, creo, al hecho de que durante mis andanzas en el campo de la medicina, me he desviado por caminos donde el oro todavía estaba al borde del camino.

En enero de 1866, Koch se graduó de la escuela de medicina cum extrema lauda . Viajó a Berlín durante 6 meses para mejorar sus habilidades en química. Luego se casó con Emma Fratz y vio el nacimiento de su hija y única hija Gertrud, catorce meses después.

La familia de Robert Koch

La hija de Robert y Emma - Gertrud Koch

Al año siguiente se unió al "Hospital General" en Hamburgo como médico. Dos años después de unirse al Hospital General, Koch aprobó con éxito el Examen de Oficiales Médicos del Distrito. En 1870, comenzó a ofrecerse como voluntario para el servicio médico como cirujano de campo en la guerra franco-prusiana (1870-71). La experiencia que adquirió en el cuidado de heridas y en el tratamiento de la fiebre tifoidea luego demostró ser un activo invaluable en su investigación. Después de su regreso de la guerra, pasó sus exámenes como médico estatal. Luego fue enviado a la zona rural de Wöllstein en el distrito de Poznan, donde abrió un consultorio privado y construyó un pequeño laboratorio. Su primer microscopio, un regalo de su esposa, fue una fuente de gran alegría. Equipado con su microscopio, un microtomo (un instrumento para cortar rodajas finas de tejido) y una incubadora casera, comenzó su estudio de las algas, cambiando luego a bacterias patógenas que eventualmente lo harían famoso.

Descubrimientos en bacteriología

Robert Koch’s Study

En 1875, Koch visitó muchos de los grandes centros de investigación científica de Alemania, que lo introdujeron en el mundo emergente de la ciencia microbiana. Ferdinand Cohn había clasificado las bacterias en cuatro grupos según su forma (esféricas, barras cortas, hilos y espirales), que todavía se usa en la actualidad. Louis Pasteur demostró que la comida se echa a perder debido a los microorganismos y la pasteurización inventada (que originalmente se usaba para evitar que el vino y la cerveza se agrietaran). Antoine Béchamp descubrió los "microzimas" y les atribuyó la producción de enzimas que afectan la regeneración celular, mientras evoluciona en condiciones favorables (terreno biológico) en bacterias: pleomorfismo . Joseph Lister había desarrollado técnicas de cirugía antiséptica; y Jacob Henle, profesor de anatomía de Koch en Gotinga, defendía la idea del contagio animatum , que sostenía que la enfermedad podría ser causada por entidades transferibles vivas. La "teoría de los gérmenes" fue objeto de acalorados debates, y el papel de las bacterias en las enfermedades contagiosas era incierto.

Inspirado por todo este descubrimiento, Koch comenzó a investigar el ántrax, que era un problema de salud importante en Wöllstein. El ántrax había diezmado el ganado europeo y su gente durante siglos. En su práctica rural, Robert Koch se enfrentaba con el problema a diario. Incluso los pastizales que se habían dejado en barbecho durante años verían que la epidemia se desatara una vez que se reintrodujera el ganado. Koch decidió investigar.

En 1863, Casimir Davaine, un médico francés conocido por su trabajo en microbiología, informó la transmisión del ántrax por la inoculación de ovejas sanas con la sangre de animales que morían de la enfermedad. Encontró cuerpos microscópicos en forma de barra en la sangre de ambos grupos. Aunque Davaine identificó el bacilo asociado con el ántrax, no se han realizado avances significativos en la prevención o el tratamiento de la enfermedad.

Koch diseñó estudios de inoculación elaborados con ratones, cobayas, conejos, perros, ranas y pájaros. Descubrió que al inocular un ratón con sangre de una oveja que había muerto de ántrax, el ratón murió al día siguiente. Descubrió que, en condiciones óptimas, un ambiente cálido, húmedo y aireado, las bacterias se hincharían, alargarían y formarían filamentos largos. Los filamentos adquirieron gránulos, que se convirtieron en esferas refractiles. Los filamentos luego se descompusieron, pero las esferas permanecieron. Koch planteó la hipótesis de que las esferas eran esporas, estructuras resistentes que aparecen en ambientes hostiles. Él demostró que estas esporas, en ausencia de bacterias, podrían causar ántrax. Su formación explicó cómo el suelo contaminado podría seguir siendo tóxico durante años. El hallazgo explica la recurrencia de la enfermedad en pastos que no se han utilizado durante mucho tiempo para el pastoreo, ya que las esporas latentes podrían, en las condiciones adecuadas, convertirse en bacterias en forma de bastón (bacilos) que causan ántrax. El ciclo de vida del ántrax (ciclogenia pleomórfica), que Koch había descubierto, fue anunciado e ilustrado en Breslau en 1876, por invitación de Ferdinand Cohn, un eminente botánico.

  

Aunque la teoría de los gérmenes monomórficos y la observación bacteriana pleomórfica le precedieron, Koch se convirtió en el primero en vincular una bacteria específica con una enfermedad específica. Presentó sus experimentos a Ferdinand Cohn, el botánico más famoso de Alemania de la época. Profundamente impresionado, Cohn ofreció publicar el artículo de Koch en su propia revista botánica. Ese documento fue publicado en 1876, cuando Koch tenía treinta y dos años. Su trabajo fue ilustrado por excelentes microfotografías.

En su artículo, describió sus meticulosos métodos de cultivo y su técnica para preparar capas delgadas de bacterias en portaobjetos de vidrio y fijarlas con calor suave. También describió la técnica de "caída-caída", mediante la cual los microorganismos podrían cultivarse en una gota de solución nutritiva en la parte inferior de un portaobjetos de vidrio. Su trabajo estelar fue reconocido con entusiasmo por la comunidad científica.

Koch's drawing of the anthrax bacillus at various stages of development. (Reference: Koch R. Die Ätiologie der Milzbrandkrankheit, begründet auf die Entwicklungsgeschichte des Bacillus Anthracis. Beiträge zur Biologie der Pflanzen 1876; 2:277–310.)

First published photographs of the anthrax bacillus. (Reference: Koch R. Verfahren zur Untersuchung, zum Conservieren und Photographieren der Bakterien. Beiträge zur Biologie der Pflanzen 1877; 2:399–434.)

En 1877, Koch comenzó sus estudios de infecciones de heridas en animales. Con sus nuevas técnicas para identificar bacterias, distinguió varios estados de enfermedad (septicemia, gangrena, absceso) a nivel microscópico. Avanzó la teoría de que las bacterias existen como especies distintas, cada una de las cuales produce un síndrome clínico único, y desacreditó la noción popular de que las bacterias con diferentes morfologías derivaban de la misma especie. Al hacerlo, demostró la inutilidad de generalizar sobre todas las enfermedades infecciosas. Solo estudiando un patógeno específico podría entenderse una enfermedad específica. En 1878, Koch resumió sus experimentos sobre la etiología de la infección de la herida. Observó diferencias en la patogenicidad para diferentes especies de huéspedes y demostró que el cuerpo animal es un terreno excelente para el cultivo de bacterias.

En este momento, la microscopía era un desafío debido a la poca iluminación y a que las bacterias eran transparentes y móviles en el líquido. Koch se enfrentó a cada uno de estos problemas. Descubrió que podía "arreglar" las bacterias en un portaobjetos secándolas en una solución líquida. Al aplicar tintes de anilina –eosina, fucsina, safranina y metil violeta– pudo ver las bacterias más fácilmente y detectar rasgos morfológicos sutiles. Comenzó a trabajar con desarrolladores de microscopios en métodos para mejorar la iluminación y la resolución. Se convirtió en el primer médico en usar una lente de inmersión en aceite, el primero en usar un condensador ( campo oscuro ) y el primero en publicar fotografías de bacterias.

Un microscopio Seibert del tipo que utilizaba Koch para estudiar el bacilo del ántrax. Más tarde, Koch usó microscopios Zeiss. (Referencia: Brock TD. Robert Koch: una vida en medicina y bacteriología. Washington, DC: Sociedad Estadounidense de Microbiología Press; 1999. p. 55.)

En 1879, Koch se mudó a Breslau, en la actual Polonia, para convertirse en médico de distrito. Infeliz allí, se mudó a Berlín al año siguiente por invitación del Gobierno Imperial, donde se unió al personal de la Oficina de Salud Imperial.

Allí trabajó incansablemente para desarrollar su técnica de placa para generar cultivos de bacterias "puros". Uno de sus asistentes, Julius Petri (desarrollador de la placa de Petri), diseñó una placa cubierta y poco profunda en la que los medios se podían verter, enfriar a la solidez y proteger de la contaminación. Koch ahora tenía todas las herramientas para su "técnica de placa".

Podía cultivar colonias bacterianas y someterlas a vapor y diversos productos químicos, avanzando así en los campos de desinfección y esterilización. Aprendió que si bien ciertas sustancias químicas mataban las bacterias, otras simplemente las inhibían, una distinción que sería importante en la era de los antibióticos. Esta técnica sería una de sus mayores contribuciones a la bacteriología. Los cultivos "puros", que eran esenciales para el estudio de las bacterias, eran difíciles de obtener por medios convencionales. Klebs y Lister habían ideado técnicas utilizando medios líquidos, pero estas llevaban mucho tiempo y, a menudo, no eran confiables. Más tarde, en un manuscrito publicado en 1881, describió su técnica de placa con exquisito detalle. Otros ahora podrían replicar sus estudios. El artículo de Koch se convirtió en la "Biblia de la bacteriología".

En 1880, Koch, quien ahora era reconocido como investigador científico de primer rango, fue nombrado profesor en la Universidad de Berlín. Allí finalmente tuvo acceso a un laboratorio especializado después de conformarse con uno inadecuado durante años. Con sus colaboradores, ideó nuevos métodos de investigación para aislar bacterias patógenas. Koch propuso pautas para demostrar que ciertas enfermedades infecciosas son causadas por organismos específicos. Estas pautas se conocieron como los Postulados de Koch .

Koch's postulates were invaluable at the time and remain largely valid for a relatively small number of defined circumstances in which bacteria can be precisely tied to the cause of a clinical syndrome. Their main purpose today (in a world in which viruses cause cancer and non-cultivable bacteria can be demonstrated by molecular probes) is to provide a framework to ensure the application of scientific rigor when proposing an organism as the cause of a disease – exactly as Koch intended when he first conceived them. Although these postulates have limitations and cannot be applied in all cases, they do retain historical importance to the development of scientific thought.

Postulados de Koch

Postulados de Koch
  • La bacteria debe estar presente en todos los casos de la enfermedad.
  • La bacteria debe aislarse del huésped con la enfermedad y crecer en cultivo puro.
  • La enfermedad específica debe reproducirse cuando se inocula un cultivo puro de la bacteria en un huésped susceptible sano.
  • La bacteria debe ser recuperable del huésped infectado experimentalmente.

Investigación de tuberculosis

Koch viajó a Londres, donde presentó su técnica de placa a Louis Pasteur y Joseph Lister. Pronto la aplicación de sus técnicas para el cultivo de bacterias se generalizó. Koch fue ascendido a oficial médico superior. Su asistente, Friedrich Loeffler, descubrió los muermo (bacteria Burkholderia mallei) y los bacilos de la difteria en 1882 y 1884, respectivamente. George Gaffky, también alumno de Koch, descubrió el bacilo tifoideo en 1884.

Sin embargo, la enfermedad más temida, la tuberculosis, seguía siendo enigmática. En Europa, la tuberculosis fue responsable de una de cada siete muertes. Koch centró intensamente su investigación en el estudio de la tuberculosis, con el objetivo de aislar su causa. Aunque se sospechaba que la tuberculosis era causada por un agente infeccioso, el organismo aún no se había aislado e identificado. Al modificar el método de tinción, Koch descubrió el bacilo tuberculoso y estableció su presencia en los tejidos de animales y humanos que padecen la enfermedad. Usando la mancha de azul de metileno de Ehrlich, detectó algunas varillas diminutas en tejido tuberculoso. Cuando agregó una mancha marrón para el contraste fotográfico, "descubrió" más bacterias. Luego notó que las manchas "viejas" eran más efectivas que las nuevas y planteó la hipótesis de que las viejas habían absorbido un químico útil del aire. Supuso que el químico era amoníaco, que había alcalinizado la mancha azul de metileno.

Por lo tanto, comenzó a agregar potasa cáustica a sus manchas para lograr un efecto similar. Ahora innumerables bacterias eran visibles. Surgió una nueva dificultad cuando durante algún tiempo resultó imposible hacer crecer el organismo en cultivo puro. Finalmente, aisló los organismos de las lesiones tuberculares y los cultivó con éxito en cultivos puros. Este fue un logro notable para su tiempo, ya que el bacilo es exigente en sus requerimientos de nutrientes y crece muy lentamente.

En 1881, a la edad de 37 años, Koch anunció su descubrimiento del bacilo tuberculoso. Koch había logrado aislar el organismo en una sucesión de medios y luego indujo tuberculosis en animales al inocularlos con él. Su papel etiológico se estableció así.

Koch también aisló tuberculina, un componente proteico extraído de un cultivo muerto de bacilo tuberculoso. Desafortunadamente, su sueño de descubrir un agente terapéutico, o incluso una vacuna contra la tuberculosis, no se hizo realidad. Si bien la tuberculina demostró ser una valiosa herramienta de diagnóstico, no tuvo ningún efecto como agente curativo. Koch originalmente lo ofreció al público como tratamiento y presentó la tuberculina como agente curativo en el Décimo Congreso Médico Internacional en Berlín en 1890. Sin embargo, resultó ser ineficaz. Las curas a largo plazo fallaron, y algunos pacientes incluso murieron después del tratamiento. Sin embargo, el descubrimiento de la tuberculina por parte de Koch fue importante en el diagnóstico y todavía se usa de manera rutinaria en las pruebas de detección de TB. La tuberculina ayuda a manifestar una reacción inmune (vista como una roncha roja en la piel) a aquellos que han estado expuestos a la bacteria de la tuberculosis.

  

El 24 de marzo de 1882, Koch presentó sus hallazgos sobre la tuberculosis en una reunión de la Sociedad Fisiológica de Berlín. Esa demostración, que incluyó más de 200 preparaciones microscópicas, ahora se considera como una de las presentaciones más influyentes en la historia médica. Paul Ehrlich, que asistió a la conferencia, se inspiró en el trabajo de Koch. Más tarde refinaría las técnicas de tinción de Koch e influenciaría a Hans Christian Gram, así como a Franz Ziehl y Friedrich Neelsen, de quienes se nombran las manchas de Gram y Ziehl-Neelsen. El artículo de Koch sobre la etiología de la tuberculosis se publicó al mes siguiente. A medida que las noticias se extendieron por todo el mundo, Koch se hizo internacionalmente famoso.

El trabajo de Koch en tuberculosis fue interrumpido temporalmente por un brote de cólera en Egipto y el peligro de su transmisión a Europa. Como miembro de una comisión del gobierno alemán, Koch y su equipo fueron a Egipto para investigar la enfermedad. El equipo, compuesto por cuatro científicos, comenzó su trabajo en Alejandría, pero luego viajó a Calcuta una vez que la epidemia egipcia había disminuido.

Viajes a Egipto e India y cólera

Robert Koch con colegas en Alejandría, Egipto 1891

Koch comenzó examinando la mucosa intestinal del difunto. En casos no complicados, aquellos con poco o ningún daño epitelial, predominó un organismo morfológicamente idéntico: un bacilo en forma de coma. Utilizando diferentes medios, Koch cultivó y caracterizó al organismo como móvil, aeróbico y de rápido crecimiento. Señaló que en el fluido intestinal, creció rápidamente, antes de retroceder cuando el medio "decayó". Era susceptible a los ácidos y a la desecación y no producía esporas. Con alimento podría sobrevivir fuera del cuerpo.

Realizó casi cien autopsias y encontró los bacilos en todos los casos. Eran especialmente numerosos en el intestino delgado distal, donde la enfermedad intestinal era mayor. En otras condiciones diarreicas, estaban ausentes. También señaló que cuando se incubaron con glóbulos rojos, los bacilos causaron la muerte de las células. Él atribuyó esto a un "veneno", que explicaba cómo las bacterias podían causar enfermedades con poca o ninguna penetración en la pared intestinal.

Finalmente, rastreó su transmisión a través del agua contaminada y señaló que podría controlarse manteniendo el agua potable limpia. Aunque pronto tuvo razones para sospechar que una bacteria en forma de coma era la causa del cólera, la epidemia terminó antes de que pudiera confirmar su hipótesis. Para continuar sus investigaciones sobre la bacteria del cólera, viajó a la India, donde el cólera es endémico. El análisis epidemiológico de Koch fue meticuloso.

Señaló que no había epidemias "espontáneas" fuera de la India. Solo en el Delta del Ganges la enfermedad era predecible en su periodicidad y se determinó que era el origen de pandemias recurrentes. Las inundaciones de los ríos produjeron pantanos, donde la vegetación era abundante. El rechazo de las áreas densamente pobladas suministró bacterias, que crecieron fácilmente en el ambiente húmedo y fértil. La exposición intestinal al agua contaminada causó enfermedades en huéspedes susceptibles. A través de los excrementos, la bacteria volvería al suministro de agua. Las peregrinaciones y la navegación propagan enfermedades en todo el país y en costas distantes. Por lo tanto, completó su tarea, identificando tanto el organismo responsable de la enfermedad como su transmisión a través del agua potable, los alimentos y la ropa. El descubrimiento de Koch significó que el acceso al agua limpia era necesario para prevenir la propagación del cólera. Para ese fin, se colocaron líneas de agua filtrada en Calcuta. Pronto cayó la incidencia de la enfermedad. El descubrimiento de Koch fue un triunfo de salud pública.

A su regreso de la India, Koch fue honrado por el Kaiser Wilhelm I y por el canciller Otto von Bismarck. Fue nombrado profesor de higiene en la Universidad de Berlín y director del Instituto de Higiene. Esta sería la única posición académica que tendría. Trabajó como director durante 5 años e hizo progresos notables en su campo de bacteriología. Allí estudió algunas de las enfermedades humanas más importantes, a saber, tuberculosis, difteria y tifus. Trabajó en estas investigaciones con sus alumnos y asistentes de toda la vida, Friedrich Loeffler y Georg Gaffky. Para las tres enfermedades, las bacterias específicas se estudiaron en detalle.

En 1891, Koch fue nombrado Director honorario y Profesor del Instituto de Enfermedades Infecciosas de Berlín. En 1893, Koch se separó de su esposa Emma y se casó con la actriz Hedwig Freiberg.

Instituto de Higiene

Hedwig Freiberg con Robert Koch

Hedwig Freiberg Viajando con Robert Koch Egipto 1896

Como jefe del Instituto de Enfermedades Infecciosas, Koch investigó la lepra, la peste bubónica y la malaria con resultados fructíferos. A partir de 1896, Koch pasó varios meses cada año en expediciones para investigar enfermedades tropicales. Su segunda esposa, Hedwig Freiberg, casi siempre lo acompañaba. En 1896, regresó a África para estudiar la peste bovina en el ganado y desarrolló una vacuna contra ella. Dirigió la expedición alemana de la enfermedad del sueño, que estudió la enfermedad en África y trazó el papel de la mosca tsetsé en ella.

Koch en Kimberley, Sudáfrica Investigando el patógeno de la peste bovina

Malaria y quinina

Aunque su uso anterior había tenido un éxito limitado, Koch tuvo éxito en el tratamiento de pacientes con malaria usando quinina. Esto se debe a que entendió las etapas de la vida del parásito de la malaria. La quinina había sido la "droga milagrosa" del día; Sin embargo, no siempre funcionó. Con frecuencia se usaba en la etapa incorrecta de la malaria y a veces empeoraba la afección. Muchos médicos solo aplicaron quinina cuando hubo una infección activa. Aquellos casos que estaban latentes, sin mostrar ningún síntoma, generalmente no fueron tratados. Como resultado, algunas personas que tenían infecciones latentes desarrollarían fiebre de Blackwater.

La fiebre de Blackwater es una condición grave asociada con la malaria maligna, pero su cuadro clínico es distinto. Es una lisis aguda y masiva de glóbulos rojos marcada por altos niveles de hemoglobina y productos de desecho en sangre y orina. La orina es de un color rojo oscuro muy profundo y una indicación de insuficiencia renal. En los últimos años, ha disminuido dramáticamente debido al uso de quinina para la profilaxis, que originalmente fue idea de Koch.

 

La prueba vívida del éxito del método de quinina de Koch llegó en 1900. En Brioni, una isla en el Mar Adriático, cerca de 300 personas fueron amenazadas con malaria maligna (probablemente P. falciparum ). Los 300 fueron probados, pero solo el 22% tenía la forma grave. Después del diagnóstico, Koch administró quinina exactamente en la cantidad correcta y los salvó de una muerte casi inevitable. En honor a este gran éxito, la isla erigió una estatua a su semejanza.

Premio Nobel 1905

Robert Koch y Fredrich Karl diseccionando un cocodrilo para investigar el patógeno de la enfermedad del sueño en las islas SSese frente a Uganda 1906

El descubrimiento de la tuberculosis de Koch se celebró en todo el mundo (incluso en los EE. UU., Donde se fundó la Asociación Nacional de Tuberculosis en 1904). En 1905, el Premio Nobel de Fisiología o Medicina fue otorgado a Robert Koch "por sus investigaciones y descubrimientos en relación con la tuberculosis". En ese año, también fue reconocido por demostrar que bacterias específicas pueden causar enfermedades infecciosas comunes. La tuberculosis fue la enfermedad específica mencionada en el Premio Nobel, pero Koch ya era conocido por muchos otros logros en microbiología y medicina tropical.

Después de recibir el Premio Nobel, Koch emprendió un largo período de viajes internacionales. En Italia, Indonesia y Nueva Guinea, estudió la malaria, estableciendo pautas para su prevención. En la India, estudió la peste y en el este de África la enfermedad del sueño. Por invitación del gobierno británico, visitó Rhodesia (ahora Sudáfrica) para estudiar la peste bovina, una enfermedad infecciosa de los rumiantes, especialmente el ganado, causada por un paramixovirus. Allí también estudió la malaria, la enfermedad del sueño y la peste equina, que es una enfermedad altamente infecciosa y mortal causada por un virus del género Orbivirus perteneciente a la familia Reoviridae . Afecta comúnmente a caballos, mulas y burros. También estudió la fiebre recurrente, que es una enfermedad febril recurrente causada por varias especies de la espiroqueta Borrelia , transmitida principalmente por garrapatas.

Robert Koch se retiró de su dirección del Royal Prussian Institute en 1904, pero continuó realizando investigaciones. En 1906 y 1907, una comisión dirigida por Koch fue enviada a África del Este para experimentar con formas de tratar la enfermedad del sueño o la tripanosomiasis africana. Esta es una enfermedad parasitaria transmitida por insectos de humanos y otros animales. Es causada por protozoos de la especie Trypanosoma brucei. David Bruce ya había identificado a la mosca tsetsé como su huésped intermedio.

Koch tuvo un éxito inicial limitado al tratar a pacientes con Atoxyl, un medicamento que contiene arsénico. Pero el parásito que causó la infección solo fue suprimido en el torrente sanguíneo de la víctima por un corto tiempo. Aunque era consciente de los riesgos asociados con el medicamento tóxico, Koch duplicó la dosis de Atoxyl. Muchos pacientes sufrieron dolor y cólico, y algunos incluso quedaron ciegos y murieron. Koch continuó experimentando con arsénico en enfermos y sanos por igual. Los éxitos menores fueron compensados ​​por grandes inconvenientes, ya que el tratamiento pronto mató a más personas que la enfermedad.

En 1908, Koch viajó a los Estados Unidos para visitar a familiares y recaudar fondos para el estudio de la tuberculosis. Se celebró un banquete en su honor en el Waldorf Astoria de Nueva York. Asistió Andrew Carnegie, que había otorgado 500,000 marcos a la Fundación Robert Koch para la conquista de la tuberculosis. Después de Nueva York, Koch viajó al Medio Oeste para visitar a dos de sus hermanos. (Uno vivía en St. Louis, el otro en Keystone, Iowa).

Robert Koch and his Wife Hedwig in Japan 1908

En 1908, Koch y su esposa Hedwig viajaron a Japón, pero su visita fue interrumpida cuando aceptó una invitación para asistir al Congreso Internacional de Tuberculosis en Washington. El Congreso fue convocado para discutir la relación de la tuberculosis humana y bovina. Se buscó la opinión de Koch porque previamente se había opuesto a la noción prevaleciente de que la tuberculosis bovina era perjudicial para los humanos.

En la reunión, Koch sostuvo que la tuberculosis bovina no jugó un papel patogénico importante en la enfermedad humana. Oponiéndose a él estaban aquellos que deseaban prevenir la transmisión de enfermedades eliminando el consumo humano de carne y leche infectadas. Solicitaron la inspección obligatoria del ganado, la pasteurización de la leche y la purga del ganado infectado. Aún así, Koch se negó a abogar por estas medidas de salud pública. Como resultado, su reputación, ya herida por el fracaso de la terapia de tuberculina, recibió otro golpe. Finalmente, el establecimiento de salud de EE. UU. Se distanció de Koch y avanzó hacia la pasteurización universal de la leche.

Finalmente, se eligió una temperatura de pasteurización adecuada para matar los bacilos tuberculosos.

La salud de Koch disminuyó poco después. A principios de abril de 1910, sufrió un ataque cardíaco masivo en Berlín y murió en un sanatorio en Baden-Baden, el 27 de mayo de 1910. La urna que contiene sus cenizas fue enterrada en un mausoleo especialmente construido, que incluye 1.500 cartas, premio certificados, manuscritos y publicaciones de conferencias, fotografías y diapositivas preparadas para microscopio, conservadas en el Instituto Robert Koch .

Koch perfeccionó nuevos métodos para aislar, cultivar e identificar bacterias. Quizás el método clave que desarrolló Koch fue el aislamiento de las culturas puras. Los cultivos puros de organismos multicelulares a menudo se aíslan más fácilmente simplemente seleccionando a un solo individuo para iniciar un cultivo. Esta es una técnica útil para el cultivo puro de hongos, algas multicelulares y metazoos pequeños. El desarrollo de técnicas de cultivo puro es crucial para la observación del espécimen en cuestión. El método más común para aislar microbios individuales y producir un cultivo puro es preparar una placa de rayas. El método de placa de rayas es una forma de separar físicamente la población microbiana y se realiza mediante la difusión del inoculado de ida y vuelta con un asa de inoculación sobre la placa de agar sólido. Tras la incubación, surgirán colonias y se habrán aislado células individuales de la biomasa.

Koch también pudo investigar desinfectantes y métodos de prevención de enfermedades importantes para la higiene y dar consejos sobre la detección temprana y la lucha contra enfermedades epidémicas como el cólera, el tifus y la malaria. Koch realizó importantes investigaciones sobre la malaria, la disentería tropical, la enfermedad del sueño africana, la peste bubónica y la enfermedad ocular egipcia (tracoma).

También abordó el tifus como se ve en África tropical. Koch realizó un trabajo de importancia crítica en relación con una serie de enfermedades tropicales del ganado, como la peste bovina (conocida como peste bovina), Surra (una enfermedad protozoaria que también se encuentra en los caballos), la fiebre de Texas, la fiebre del agua roja de Rodesia y el conocido sueño africano enfermedad (tripanosomiasis) transmitida por la mosca tsetsé. Apropiadamente, Koch es históricamente reconocido como uno de los fundadores de la medicina. microbiología.

"Koch fue uno de los investigadores médicos más influyentes y dedicados del siglo XIX".

- microbiólogo estadounidense Thomas Brock

Su amigo y colega cercano, Ehrlich, lo colocó entre los "príncipes de la ciencia médica" y pensó que Koch era un experimentador por excelencia .

"La observación cuidadosa y paciente, el trabajo duro y la perspicacia fueron las herramientas de su oficio".

Resumen de las contribuciones de Koch

El lema de Koch, nunquam otiosus (nunca inactivo) expresaba la esencia de su vida.

Referencias

• Blevins, Steve M., and Michael S. Bronze. Robert Koch and the ‘golden age’ of bacteriology. International Journal of Infectious Diseases 14, no. 9 (2010): e744-e751.

• Brock, Thomas D. Robert Koch: a life in medicine and bacteriology. Madison, WI: Science Tech Publishers, 1988.

 

• Bulloch, W., 1938. The history of bacteriology, New York: Dover Publications.

 

• Daniel, T. M. Robert Koch and the pathogenesis of tuberculosis [Founders of Our Knowledge]. The International Journal of Tuberculosis and Lung Disease 9, no. 11 (2005): 1181-1182.

 

• Evans, Alfred S. Causation and disease: the Henle-Koch postulates revisited. The Yale journal of biology and medicine49, no. 2 (1976): 175.

 

• Falkow, Stanley. Molecular Koch's postulates applied to microbial pathogenicity. Reviews of infectious diseases (1988): S274-S276.

 

• Finkelstein, R. A. The cholera enterotoxin-Robert Koch revisited [proceedings]. Zentralblatt fur Bakteriologie, Parasitenkunde, Infektionskrankheiten und Hygiene. Erste Abteilung Originale. Reihe A: Medizinische Mikrobiologie und Parasitologie 235, no. 1-3 (1976): 13-19.

 

• Fredericks, D. N., and David A. Relman. Sequence-based identification of microbial pathogens: a reconsideration of Koch's postulates. Clinical microbiology reviews 9, no. 1 (1996): 18-33.

 

• Gradmann, Christoph. Robert Koch and the pressures of scientific research: tuberculosis and tuberculin. Medical history 45, no. 1 (2001): 1-32.

 

• Gradmann, C. 2009. Laboratory disease: Robert Koch's Medical Bacteriology. Baltimore, MD The Johns Hopkins University Press.

 

• James, T. Professor Robert Koch in South Africa. South African Medical Journal 44, no. 21 (1970): 621-624.

 

• Jay, Venita. The legacy of Robert Koch. Archives of pathology & laboratory medicine 125, no. 9 (2001): 1148-1149.

 

• Kaufmann, Stefan HE, and Ulrich E. Schaible. 100th anniversary of Robert Koch's Nobel Prize for the discovery of the tubercle bacillus. Trends in microbiology 13, no. 10 (2005): 469-475.

 

• Knight, D. C. 1961. Robert Koch: Father of Bacteriology (Immortals of Science Series) New York. Franklin Watts, Incorporated.

 

• Koch, Robert. Essays of Robert Koch, translated by C. Carter. (1987): 83.

 

• Koch, Robert. Verfahren zur Untersuchung, zum Konservieren und Photographieren der Bakterien. (2010).

 

• Koch, Robert (10 April 1882). Die Aetiologie der Tuberculose. [The etiology of tuberculosis]. Berliner Klinische Wochenschrift (Berlin Clinical Weekly). 19: 221–30.

 

• Lakhani, S. R. Early clinical pathologists: Robert Koch (1843-1910). Journal of clinical pathology 46, no. 7 (1993): 596.

 

• Maulitz, Russell C. Robert Koch and American Medicine. Annals of internal medicine 97, no. 5 (1982): 761-766.

 

• Sakula, Alex. Robert Koch: centenary of the discovery of the tubercle bacillus, 1882. Thorax 37, no. 4 (1982): 246-251.

 

• Shapiro, E. Robert Koch and his tuberculin fallacy. The Pharos of Alpha Omega Alpha-Honor Medical Society. Alpha Omega Alpha 46, no. 4 (1983): 19-22.

 

• Walker, Lary, Harry LeVine, and Mathias Jucker. Koch’s postulates and infectious proteins. Acta neuropathologica112, no. 1 (2006): 1.

 

• Williamson, F. Microbes. 4. Robert Koch: anthrax bacilli isolated. Nursing times 69, no. 48 (1973): 1652.

 

Robert Koch’s Works
The collected works of Robert Koch were first published in 1912 with the help of two of his former students, Dr. Georg Gaffky and Dr. Eduard Pfuhl. Their aim was to bring together his numerous published articles, some of which were then difficult to access, for posterity. Robert Koch's academic publications and lectures are now available on the internet.
 
This collection, comprising approximately 1000 pages in three volumes, has been scanned and is accessible via the Robert Koch Institute publication server. This project was completed in cooperation with the Electronic Publishing Group of the Humboldt University in Berlin.
  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn
  • Twitter
  • YouTube

© 2017-2020 Dr. James Odell, ND, OMD, L.Ac. 

EL CONTENIDO DE ESTE SITIO SE PRESENTA EN FORMA RESUMIDA, ES DE NATURALEZA GENERAL Y SE PROPORCIONA SOLO PARA FINES INFORMATIVOS; NO ES UN CONSEJO, NI DEBE SER TRATADO COMO TAL. Si tiene alguna inquietud relacionada con la atención médica, llame o consulte a su médico u otro proveedor de atención médica calificado. Este sitio NO está destinado a ser un sustituto de la consulta de un proveedor de atención médica: NUNCA DESPIERTA EL ASESORAMIENTO MÉDICO O LA RETRASO AL BUSCARLO POR ALGO QUE HA VISTO EN ESTE SITIO. No hacemos representaciones, ni garantías, ni asumimos ninguna responsabilidad por el contenido de este documento; ni respaldamos ningún producto, proveedor o servicio en particular.